logopedia Mail

Logopedia Mail Tu revista de logopedia.
ISSN: 1576-0502, DL: B-24779-2007

Causas y consecuencias de la sordera

Causas y consecuencias de la sordera

Resumen:

Terapeuta del Lenguaje / Fonoaudiólogo de la Universidad Nacional de Colombia. Actualmente colabora con el Centro de Educación Auditiva Diana (CEADI) y el Centro de Rehabilitación Física (CERFI) de ANET (Amigos de los Niños Excepcionales Tarija).

Uno de los elementos indispensables para los procesos normales de la audición y el habla es el sonido. Este, en sí es una onda mecánica longitudinal que se propaga a través del aire. Entre sus características específicas se encuentran la frecuencia y la intensidad, que son objeto de estudio de la acústica, una rama de la física (Cromer, 1978; Miller, 1979).

El oído humano en situaciones normales puede captar sonidos de una frecuencia entre 16 y 20.000 ciclos por segundo (vibraciones dobles por segundo o hertz), aunque por lo general es más sensible a las diferencias entre un tono y otro cuando se hallan 50 dB (decibeles) por encima del umbral de audición (nivel mínimo al cual el oído capta sonidos) y en la gama de los 500 a los 4.000 ciclos por segundo (zona de la discriminación auditiva del habla). Entre mayor sea el número de hertz (Hz.) de la onda sonora, más agudo será el sonido según la sensación subjetiva del individuo, y mayor será la frecuencia. Por otra parte, una persona puede percibir sonidos entre 0 y 120 decibeles (dB); es decir, entre el mínimo nivel posible de detectarlos y el umbral de molestia.

Néstor Antonio Pardo Rodríguez

Descargar artículo